El supuesto barrabrava de River Ariel Calvisi, reveló ante la Justicia la presunta convivencia de dirigentes del club y funcionarios públicos con “Los Borrachos del Tablón”.

El supuesto barra brava de River Ariel Calvisi, quien reveló ante la Justicia la presunta connivencia de dirigentes del club y funcionarios públicos con “Los Borrachos del Tablón”, describió que parte de las operaciones de entrega de carnets y reparto de dinero se realizan “en las instalaciones de la Ciudad Universitaria”, en cercanías del estadio Monumental.

“Los jefes de la barra retienen los carnets de numerosos socios. Previo a un partido de fútbol, aproximadamente tres horas antes, distribuyen en mano los carnets. Normalmente esto lo hacen en las instalaciones de la Ciudad Universitaria, en el estacionamiento del último pabellón”, declaró Calvisi, detenido por los disturbios en la confitería del club previo al último superclásico de noviembre de 2014.

“Si el día de partido es hábil, y hay clases en la facultad, cambia el lugar de entrega de los carnets”, precisó.

El mecanismo de reparto de carnets en River tiene su analogía en Boca Juniors, club en el que el juez Manuel de Campos investiga una metodología similar también en manos de la barra brava.

“Por la entrega del carnet le exigen a quien lo recibe un dinero, entre 30 y 50 pesos a modo de colaboración. Luego los integrantes de la barra brava vuelven al estacionamiento del estadio en dos o tres autos, estacionan e ingresan caminando por el museo del club. Desde ahí salen por una puerta de emergencia directamente al playón. De esa forma eluden cualquier tipo de control”, describió Calvisi.

“Todo esto es conocido por personal de seguridad del club, que -adelanto- responden a (Martín) Araujo y (Guillermo) Godoy, y por la dirigencia de la institución, policía interna del club, personal de la seccional 51 de la Policía Federal y funcionarios del Ministerio de Seguridad de la Nación”, añadió.

Araujo y Godoy son, según Calvisi, los jefes de la barra brava de River, puestos que asumieron después del homicidio de otro barra, Gonzalo Acro, en agosto de 2007, hecho por el que fueron condenados los hermanos Alan y William Schlenker.

Calvisi también describió el funcionamiento de la denominada “Mesa 80” en la confitería de River, una suerte de punto de reunión de la barra brava.

“Todos los días la cúpula de la barra se junta en la confitería del club y consumen ellos y a quienes invitan de forma totalmente gratuita. Todos los gastos que generan van a una cuenta corriente que se la conocía como ‘a mesa 80’, hasta que se hizo público el tema, por lo que es posible que haya cambiado de nombre”, explicó el supuesto barra arrepentido.

“Los responsables de la confitería son los que proveen los tachos y el depósito de la misma para uso de la barra brava”, completó.

Fuente: diaadia.com.ar